¿Qué es una variación de voltaje y cómo puede afectar mis equipos?

¿Qué es una variación de voltaje y cómo puede afectar mis equipos?

Material en

PDF

Los componentes eléctricos de cualquier equipo son parte fundamental de su funcionamiento. Por ello, eventos como apagones los pueden deteriorar de manera irreversible. Sin embargo, existe otro factor que casi no es mencionado, pero puede causar daños incluso más graves y son las variaciones y picos de voltaje. De acuerdo con diferentes estudios las variaciones de voltaje eléctricas son las responsables de más del 85 % de las fallas en los sistemas eléctricos y electrónicos. 

 

Las variaciones de voltaje son uno de los problemas más comunes que pueden sufrir los aparatos electrónicos que están en contacto directo con las fuentes de energía, en el cual el voltaje de una línea eléctrica es inestable y alcanza valores mayores o menores al valor normal o ideal. Por ejemplo, si la red eléctrica utiliza 120 voltios, pero cambia a 130, 100 o 90. Estos eventos pueden provocar daños totales o parciales debido a que se obliga a los equipos a operar en voltajes mayores o menores para los cuales fueron diseñados. El 80% de estos casos ocurren en el hogar y cuando suceden tanto los equipos como la instalación eléctrica se pueden quemar.

 

Se debe tener en cuenta que energía suministrada normalmente a los hogares no es de la mejor calidad posible, lo cual hace que pueda llegar de manera intermitente y tenga lapsos de mili segundos en donde se corta el suministro y regresa. También es muy común que en horas pico el voltaje tenga una caída de tensión debido a la sobredemanda de energía eléctrica, mientras que al disminuir la demanda llegue a existir un sobre-voltaje o sobretensión en la línea. Esto puede causar sobre-calentamiento, pérdida de información, daños permanentes en motores y compresores, daños en la memoria interna, apagados repentinos del equipo y en consecuencia la reducción de la vida útil del equipo.

 

La mayoría de estos problemas son imperceptibles al ojo humano, y aunque no es posible controlar la calidad de la energía que recibimos en el tomacorrientes, si es posible evitar y prevenir que las variaciones de voltaje afecten la instalación eléctrica y los equipos conectados.

 

 

Los reguladores de voltaje, por ejemplo, son dispositivos eléctricos diseñados para suministrar un voltaje estable y así proteger los equipos conectados a la línea de tensión contra fenómenos como sobre-voltaje, caída de tensión y variaciones del voltaje. Aunque existen diferentes tecnologías y tipos de reguladores, el objetivo principal de cualquier regulador es mantener el voltaje estable, es decir, son capaces de recibir un voltaje de entrada y proveer un voltaje de salida apropiado para asegurar el correcto funcionamiento de los equipos y evitar daños y fallas en los mismos.

Abrir chat
Nos especializamos en dar servicio al cliente especializado, ¡Comunícate con nosotros!