¿Como reciclar las baterías de ácido -plomo?

¿Como reciclar las baterías de ácido -plomo?

Material en

PDF

Las baterías son dispositivos que almacenan energía química y la convierten en energía eléctrica gracias a sus celdas electroquímicas. A grandes rasgos, dichas celdas están compuestas por un electrodo positivo y un electrodo negativo. Para que los iones fluyan de manera espontánea entre dichos electrodos, estos están sumergidos en una disolución llamada electrolito. Esto permite que la corriente fluya para alimentar el circuito eléctrico.

En las baterías de plomo ácido, el electrodo positivo se compone de una placa de plomo recubierta por óxido de plomo (II), PbO2, y el electrodo negativo por plomo esponjoso. Además, utilizan como electrolito una disolución de ácido sulfúrico, lo cual les atribuye el nombre de plomo acido.

Normalmente estas baterías tienen una vida útil de 3 a 5 años, ya que debido al uso, las celdas electroquímicas se desgastan y la eficiencia de la batería disminuye.

Cuando se ha cumplido la vida útil de la batería, esta no debe ser almacenada ni desechada,  ya que sus componentes químicos representan un alto riesgo para la salud y para el medio ambiente.

El ácido sulfúrico puede causar quemaduras graves al entrar en contacto con la piel, afectación de los pulmones al ser inhalado, y la exposición severa a este puede causar hasta la muerte. A su vez puede acidificar el agua dañando gravemente ecosistemas acuáticos e incluso contribuir a la formación de lluvia ácida, lo cual modifica las características químicas de suelos y aguas superficiales afectando a los seres vivos y bienes materiales existentes en la superficie terrestre.

Por su parte el plomo también es considerado un tóxico muy fuerte y su acumulación en pequeñas dosis debido a la exposición repetitiva puede causar serios problemas de salud como el deterioro del sistema nervioso, daño a los riñones, cerebro e incluso la muerte. En el ámbito ambiental los organismos acuáticos y terrestres sufren de envenenamiento y el plomo se convierte en parte de la cadena alimenticia.

Las baterías usadas de plomo-ácido son seguras siempre que estén selladas, pero la naturaleza de estos componentes hacen de estas baterías residuos considerados peligrosos que deben ser manipulados adecuadamente y entregados a una empresa especializada en residuos peligrosos, quienes se encargaran de su respectiva recolección, transporte, almacenamiento, aprovechamiento y tratamiento o disposición final. Estas empresas deben contar una licencia ambiental expedida por el Ministerio de Ambiente o la institución correspondiente de cada gobierno.

Luego de su recolección, las baterías son trituradas para separar sus principales componentes. El plástico es enviado a plantas de reciclaje de plástico para la elaboración de nuevas cajas para batería. Por su parte el óxido y sulfato de plomo y el plomo metálico son fundidos y refinados. Las aleaciones de plomo resultantes de este proceso son destinadas a la producción de placas y otras partes del ensamblaje de nuevas baterías, o también se distribuyen como nuevas materias primas para otras industrias.

Este proceso de aprovechamiento contribuye al desarrollo sostenible, por cuánto los residuos de plomo ácido se convierten en materia prima nuevamente. Así se evita la sobre-extracción de recursos naturales no renovables y su agotamiento.

Fuentes: http://www.ambientebogota.gov.co/documents/24732/3988003/Manual+de+buenas+prácticas+para+el+manejo+de+baterias+usadas+de+plomo+acido.pdá

Abrir chat
Nos especializamos en dar servicio al cliente especializado, ¡Comunícate con nosotros!